Salida buque de pesca artesanal “Nuevo Porvenir”, San Pedro del Pinatar, Murcia.

Embarcación: Nuevo Porvenir. Eslora: 10.00 mts. Categoría: Artes Menores. Puerto de Lo Pagán, San Pedro del Pinatar

Patrón: José María Castejón, “Chiqui”. Marineros: David Castejón y Carmelo

José Antonio Ortiz Sabido. GESTIMAR s.l. 18 de Noviembre de 2015

 

“a zarpar paranzas claras…”

Recibí este wasap en mi móvil, de Manuel, biólogo de la Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar, días antes de embarcar con ellos.

Sentía un especial interés por conocer las artes de pesca de un lugar tan singular como es el Mar Menor,  su gente, su historia. La “Inmensa Palus”, como denominaron los romanos a su  albufera. Un enorme estero, una laguna litoral de 135 km2 de superficie, con una profundidad que apenas alcanza los  7 metros y que con un alto grado de salinidad le confiere ese sabor tan especial a los productos de sus aguas.

La laguna salada más grande de Europa… un mar dentro de otro mar, separados por una franja delicada de arena, de 22 km de longitud y tan sólo 100 metros de ancha en su parte más estrecha, La Manga del Mar Menor.

Mar Menor

Compañías del Mar Menor. Fuente: Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar. Elaboración propia.

En el cantil del muelle de Lo Pagán, abarloado a otras embarcaciones, se encuentra el “Nuevo Porvenir”, un buque de 10 metros de eslora perteneciente a la Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar.

Son las seis de la mañana, mientras navegamos rumbo a la Compañía del Seco Grande, voy conociendo a la tripulación; José María, “Chiqui”, es el patrón, su hermano David y Carmelo los marineros.

ahora vamos a la dorada, ha comenzado la veda del langostino, y en enero iremos a la anguila….Chiqui me cuenta,

Remolcamos dos botes, nos dirigimos a la “Compañía del Seco Grande”. Las Compañías, son los nombre que reciben los caladeros históricos que los pescadores del Mar Menor han venido utilizando tradicionalmente. Toda la orilla de La Manga se encuentra dividida en 18 compañías a las cuales los pescadores acceden por riguroso sorteo semanal, cuando alguno quiere cambiar de Compañía. Claro ejemplo de organización para evitar la sobrexplotación de éstas.

P1200853

Las artes y sistemas de pesca son muy numerosos y variados en el Mar Menor, en proporción a las pequeñas dimensiones de este mar tranquilo. Tal multiplicidad responde a unas determinadas circunstancias y necesidades: especie que se pretende capturar, lugar de pesca, época del año, etc.

Paranzas, morunas, pantasanas, chirreteras, charamitas, encañizadas, son algunos nombres que reciben las artes utilizadas por estos pescadores para buscar determinadas especies de alto valor comercial como langostinos, doradas, lubinas, lenguados, anguilas, etc.

Hoy vamos a las doradas. En el trayecto dejamos a David en un bote, en una paranza del Seco, mientras  el “Nuevo Porvenir” navega hacia al interior de la laguna, para levar tres artes de red caladas el día anterior.

P1200927

La paranza es un invento de los pescadores del Mar  Menor, un arte fijo que lleva un copo en forma de caja de red, donde se mantienen vivas las capturas durante días. El arte consta de travesía o cola de 100 metros de largo calada perpendicular a la línea de costa con idea de guiar a los peces hacia una moruna, o red de caracol, con copo o paranza propiamente dicha en su punto medio. Se cala muy cerca de la orilla, en fondos que apenas alcanzan el metro de profundidad, de ahí el uso de botes auxiliares de escaso calado para su manipulación. Su funcionamiento recuerda a una almadraba y a otros artes pasivos que permanecen tiempo pescando.

paranza

Llegamos a la baliza del  primer arte, Carmelo la recoge  mientras Chiqui maniobra el buque.

Comenzamos levando una “red de pelo” seguida de dos trasmalles. Estas artes se calan igual que una moruna, es decir, la red forma dos caracolas sobre el final de una traviesa. Se acota el Mar para dirigir a los peces a la trampa final.

Presentación1

la recogida del arte es un trabajo conjunto entre Chiqui y Carmelo,  la maquinilla ayuda.

Presentación2

P1200996

Doradas de ración hacen el grueso de la pesca.

…”la pesca es escasa, el otro día hicimos 100 kg de doradas, no hay viento y la luna no acompaña”…Chiqui me cuenta.

Volvemos a las paranzas, David nos espera

P1200929

Embarco con Chiqui y Carmelo en un bote, vamos a levar dos paranzas claras. La “charamita” es otra paranza, de malla más pequeña, utilizadas por los pescadores para la captura del langostino fundamentalmente.

P1200943

P1200973

Chiqui y Carmelo levan la paranza en el bote

P1200965

 

Presentación3

Doradas, lubinas, mújoles, salmonetes y anguilas. Las piezas sin talla se devuelven vivas al medio

Recogidas las artes, éstas se limpian del limo acumulado, toda una faena, para a continuación embarcarla en el bote para su traslado a tierra.

P1200978

Alrededor de las diez, hemos terminado, volvemos a puerto

P1200999

P1210001

Noviembre nos regala estos días

P1210012

De vuelta este paisaje, un horizonte, una  línea de tierra que separa el mar del cielo, un lugar de belleza serena .

P1210006

Las Casa de las encañizada del Ventorrillo, sólo accesible en barca, actualmente en abandono y sin explotar desde los años ochenta, duerme a la espera.

A la derecha la Encañizada de la Torre, única en producción desde 1997. La pesquera más cotizada de la laguna, la que se traduce en precios más elevados en el mercado. Antes existían 5 en el Mar Menor. Las encañizadas son antiguos ingenios árabes, consistente en un laberinto de cañas y estacas que se convierten en una trampa de paredes sin salidas para los peces, las cuales dieron lugar a siglos de abundantes pesquería. Doradas, lubinas, chirretes, lenguados y mújoles permanecen vivos, sin comer, purgándose hasta que lo extraen para su venta,  las tripas claras.

Ubicadas en una situación estratégica, como es la marisma que une ambos mares, la principal temporada de capturas de la encañizada es el otoño, cuando se producen las grandes corrientes que entran desde el Mediterráneo al Mar Menor.

Ya en lonja ,sobre las 11 de la mañana ,la venta arroja un total de 160 euros brutos del que un 80% fue de Doradas. Tres partes : un para el barco, dos para los tripulantes. Gastos unos 30 euros de gasolil.

P1210025

Mientras, Chiqui y Carmelo recogen las paranzas para su limpieza y almacenamiento

P1210041

IMG_20151118_124657

Un equipo joven, organizado, y enérgico, y un lugar geográficamente inolvidable.

Gracias  por permitirme compartir con vosotros una jornada en El Mar Menor.