Storyboard Video Mujeres do Mar de Arousa


“Soy una voluntad. Puedo torcerme, pero no quebrantarme. Debajo del elegante maniquí femenino
escondo el acerado resorte de un alma”. Cuentos de Mujeres Valientes. Emilia Pardo Bazán.

Del Mar de Arousa, el mar que da la vida, nacemos mujeres valientes, fuertes, positivas y optimistas, con ingenio y profesionalidad.

Tenemos vidas extraordinarias…. que hacemos de lo extraordinario, lo cotidiano.

En nuestra ría de Arousa siempre ha existido una relación histórica de las mujeres con el mar. Somos protagonistas de la actividad pesquera.

Aunque durante mucho tiempo se consideró nuestro trabajo irrelevante, casi  invisible, y nada valorado en la sociedad, hoy, nuestro esfuerzo ha conseguido  que  Galicia  tenga  entidad propia. Una entidad que no  existe en otros países de Europa.

Aquí, las mujeres somos desde siempre pescadoras a bordo, trabajadoras en la industria conservera, transportistas, estibadoras de pescado, vendedoras, comercializadoras, armadoras, mariscadoras, rederas, perceberas, recolectoras de algas, bateeras, empresarias, directoras, gerentes …

El  Grupo de Acción Local de Pesca, el Galp Ria de Arousa, tiene entre sus objetivos, colaborar para dar a conocer nuestra situación, las mujeres del mar, en el pasado y en el presente así como nuestras expectativas de futuro.

Con su apoyo se crea la “Asociación de Mujeres del Mar de Arousa”, una asociación abierta, con cabida a todas aquellas entidades o mujeres individuales, interesadas en mejorar la situación profesional y personal de las mujeres del mar.

Un espacio para trabajar y reivindicar nuestros derechos, poner en común nuestros problemas y abordarlo con soluciones conjuntas.

Juntas seremos más visibles,

juntas seremos más fuertes y defenderemos mejor nuestros intereses,

juntas tendremos mayor confianza y seremos más activas,

juntas para pasar  el testigo de la sabiduría de nuestras abuelas a nuestras hijas,

juntas daremos  valor y prestigio al trabajo del mundo del mar como una actividad profesional de calidad.

Juntas!

En la líquida llanura del mar, las huellas permanecen.

 Las raíces se sumergen pero nunca se agarran,

se alimentan de agua, de sal y de conciencia…

 

Os dejamos el enlace al video: